jueves, octubre 18, 2018
Página 2

15 aplicaciones móviles para universitarios

0

Entre el lunes 23 y el martes 24 de enero ingresaron a la universidad y a diferentes Instituciones de Educación Superior del país cerca de 1 millón y medio de estudiantes, según cifras del Ministerio de Educación.

La Dirección de Estudiantes de la Universidad de La Sabana, en encuestas recientes que ha hecho, encontró que una de las principales causas de deserción (38% de los casos) se debe a las dificultades que tienen los jóvenes para organizar su tiempo que, en la mayoría de las ocasiones, termina afectando su rendimiento académico, al punto que pierden el semestre; otras razones como, por ejemplo, la falta de rutinas de estudio (10%), el manejo de las finanzas (8%) e incluso el desconocimiento de una segunda lengua (6%) también son factores que inciden con el fracaso en la vida universitaria.

Juan Camilo Díaz, profesor del Instituto de la Familia y experto en redes sociales y en nuevas tecnologías, asegura que este panorama se convierte en una oportunidad para que los estudiantes, en su mayoría ‘gomosos’ de la tecnología, puedan aprovechar las aplicaciones free que están disponibles para descargar en los celulares y Tablets con el fin de hacer más fácil su vida en la universidad.

Las 15 aplicaciones que todo estudiante debería tener para, entre otras razones, optimizar su tiempo, organizar sus trabajos, tomar de manera ágil apuntes, realizar un presupuesto para organizar mejor las finanzas y aprender idiomas son las siguientes:

Para tomar apuntes en clase

1. Squid (Android): ´permite tomar a apuntes a mano desde el celular o tableta, usando un lápiz digital o el dedo. También es muy útil para completar formularios y firmar documentos para evitar escanear, imprimir y demás.

2. Paper (iOS): con una experiencia muy similar al papel, esta aplicación permite realizar bocetos, dibujos o tomar apuntes de forma muy sencilla.

Para aprender cosas nuevas y estar bien informado

3. Coursera (Android/iOS): permite tomar cursos online y gratuitos en una gran variedad de temas.

4. Feedly (Android/iOS): facilita guardar notas de prensa, revistas y otros para estar actualizado con las últimas noticias.

Para hacer cálculos, medidas, tablas y demás

5. WolframAlpha (Android/iOS): sirve para buscar cualquier tipo de información y obtener de forma instantánea cálculos, medidas, gráficos exactos y confiables.

Para citar fuentes y evitar el plagio

6. EasyBib (Android/iOS): muy útil para generar las citas bibliográficas que se deben incluir en todo trabajo académico.

7. Estilo APA (Android): ayuda a generar citas de cualquier tipo de fuente en formato APA, el más popular en el ámbito académico.

Para manejar las finanzas y no andar sin cinco

8. Mi billetera (Android): brinda la posibilidad de administrar las cuentas, llevar un seguimiento de los gastos y controlar el presupuesto.

9. Whallet (iOS): permite controlar los gastos y los ingresos. Además, permite ver un historial de los movimientos e informes de las cuentas.

Para organizar el tiempo y no andar siempre de afán

10. Todoist (Android/iOS): facilita realizar listas de tareas, personalizarlas y compartirlas con amigos.

Para eliminar las distracciones

11. Pomodoro (Android/iOS): establece intervalos de 25 minutos para trabajar sin interrupciones y aumentar la productividad.

12. Unplugged (iOS): evita las distracciones del celular y permite asignar cierto período de tiempo para bloquear todas las notificaciones.

Para compartir contenido y ser generoso con los amigos vagos

13. Dropbox (Android/iOS): permite subir, almacenar y compartir todo tipo de archivos.

14. Google Drive (Android/iOS): ayuda a crear y compartir documentos, planillas, presentaciones, imágenes y videos. También se pueden editar los archivos en con sincronización automática.

Para aprender idiomas

15. Duolingo (Android/iOS): facilita aprender idiomas de forma gratuita y entretenida.

VIDA/EDUCACIÓN

12 dolores corporales que están relacionados con las emociones

0

¿Alguna vez te has preguntado por qué de la nada te empieza a doler la cabeza, o la espalda, o cualquier otra parte del cuerpo? Vivimos en unas sociedades que por lo común lo intentan explicar todo de una manera “razonable”, pero bajo este término no se esconde la definición literal de la palabra. Más bien, “razonable” viene a significar aquí: ausente de cualquier relación emocional. En otras palabras, las explicaciones a cualquier dolencia que se nos impone y que con el paso del tiempo nos imponemos nosotros mismos es que nos duele por los cambios de presión atmosférica, porque envejecemos (incluso teniendo como mucho 35 años…) o simplemente nos duele porque sí y no le damos más vueltas.

Sin embargo, la explicación razonable a nuestros dolores considera también los cambios emocionales y el estado del alma, porque ellas también son una realidad, aunque no perceptible con los sentidos básicos. Los médicos están de acuerdo que el dolor es una manera mediante la que el cuerpo humano avisa de que tiene algún desperfecto del que hay que ocuparse. En otras palabras, el dolor NO es la causa en sí, es nada más que un síntoma de algo que está más profundo. A veces se trata de algo emocional. Aquí te traemos los 12 dolores corporales que aparecen porque hacen referencia a las emociones.

Cabeza
Cuello
Hombros
Espalda Alta
Espalda Baja
Codos
Manos
Caderas
Rodillas
Pantorrillas
Tobillos
Pies

Fuente: Para los curiosos

¿Tienes llagas en la boca? Descubre los 6 métodos para eliminarlas desde el primer día

0

A menudo, estas heridas pueden aparecer debido a un amplio abanico de causantes. Algunos de ellos es padecer de estrés, tomar alimentos que modifiquen el nivel de acidez de nuestra cavidad bucal, por falta de defensas o incluso por un problema de nutrición. También son frecuentes en adolescentes a los que se les adhiere una ortodoncia para la corrección de su dentadura, creando algún que otro roce inadecuado.

Antes de comenzar con los remedios, es notable señalar que las tan molestas llagas comunes desaparecen en unos días si no se las toca con la propia lengua, un error típico que todos hemos cometido alguna vez. Además, muchas veces nos las creamos por no ser conscientes de estar incidiendo con brusquedad en nuestras encías, como cuando nos cepillamos los dientes o comemos alimentos “puntiagudos” o muy crujientes. Sin más te dejamos con los métodos más eficaces:

En primer lugar tenemos la sal
Llegamos a otro elemento, el Bicarbonato sódico
El del agua oxigenada
El enjuague bucal
La utilización del cambio de temperatura
Ventajas y propiedades que tiene el yogur para tratar las llagas

Fuente: Para los curiosos

¿Para qué usan los colombianos sus tarjetas de crédito?

0

De nuevo, la Superfinanciera reveló los resultados del sistema financiero colombiano, pero una mirada a estos datos indica el comportamiento de endeudamiento de los ciudadanos.

En muchas ocasiones, tener en el bolsillo una tarjeta de crédito es una oportunidad. Haciendo un uso inteligente de este medio de pago se pueden financiar algunas cosas que son importantes tener en el hogar, como la nevera para preservar mejor los alimentos, comprar un equipo portátil de cómputo para hacer las obligaciones diarias o para dejarlo en la casa, por si alguien necesita hacer uso de él. También abre la posibilidad de iniciar una vida crediticia y, cuando las finanzas son sanas, mejora el puntaje crediticio del consumidor financiero (como se le dice técnicamente), con lo cual sale mejor rankeado, por así decirlo, cuando se presenta como candidato para un préstamo de consumo, un crédito de vivienda o un leasing.

Del lado contrario, están las personas cuyo mayor mal, donde viven un verdadero ‘infierno’ en vida, es precisamente por hacer un uso irresponsable del dinero plástico. Utilizan los topes máximos para hacer avances con la tarjeta, salen de rumba y pagan la cuenta a un plazo de 36 meses (es decir, lo que gastaron en una noche lo duran pagando 3 años, con intereses altísimos) y comienzan los problemas con la vida crediticia, se daña la calificación de riesgo de una persona y termina sobreendeudado y lamentando el día que recibió la primera tarjeta.

Quizá tienen una parte de razón. Al menos si se miran las cifras reveladas por la Superintendencia Financiera en su informe de noviembre de 2016 de Actualidad del Sistema Financiero Colombiano, donde se afirma que la cartera de consumo tuvo un crecimiento real anual de 6,55%, con lo cual el saldo para este indicador que manejan en los bancos y demás establecimientos de crédito se situó en $112,2 billones, con un crecimiento de $1,8 billones por encima del valor observado para el mes anterior.

Los desembolsos de estos créditos por el concepto de las tarjetas fueron superiores en $119.900 millones a los del mes anterior. La tasa de interés promedio para la modalidad de consumo fue de 25%, con un incremento de 33 puntos básicos frente al observado en octubre. En detalle, se puede observar que en las billeteras, bolsos, carteras y escondidas en un rincón del cajón de la mesa de noche hay un total de 14.663.940 tarjetas de crédito en todo el país vigentes. En noviembre se reportaron 366.558 tarjetas vigentes dentro de ese mes, 242,515 fueron canceladas y 1.840.013 resultaron bloqueadas temporalmente.

Estos datos llaman la atención, especialmente al revisar el saldo de las compras y avances que se hacen las tarjetas en el territorio nacional, como en el exterior. En compras en el territorio nacional se realizaron 16.873.574 que sumaron un monto de $3,7 billones, mientras que se hicieron 3.017.691 avances por un valor de $1,34 billones. A su vez, en el exterior se realizaron 4.942.418 compras, por un monto de $711.802 millones, y para el caso de avances se realizaron 14.636 operaciones por un monto de $7.516 millones de pesos. La franquicia de tarjetas Tuya es la que ocupa el primer lugar de plásticos en circulación, con un total de 2.369.988 unidades, seguidos por Colpatria, con 2.338.188; de tercero figura Bancolombia con 1.937.987 tarjetas y el que menos tiene es Coopcentral, con solo 4.722 tarjetas en circulación.

¿Qué debe hacer con sus tarjetas?

Como dijimos al comienzo, si usted es cliente del sistema financiero, no importa la cantidad de productos que tenga, mientras sus ingresos lo puedan resistir y le dé un uso inteligente a cosas, como por ejemplo las tarjetas. Ellas están ahí para una necesidad muy puntual, para sacarlo de un apuro de último momento y también para colaborarle con su vida crediticia. Por eso, al utilizarlas tenga en cuenta lo siguiente:

No las deje llegar hasta el tope del cupo aprobado: manténgalas en un nivel racional de gasto.

No las use para avances: este es un préstamo rotativo, donde las personas llegan a pagar los intereses más altos permitidos, sin que excedan la usura.

Reclame los puntos: las compras generan millas de viajero frecuente, o puntos para cambiarlos por regalos o promociones que manejan los bancos con sus alianzas comerciales.

Si no pidió aumento de cupo y se lo dan, rechácelo: usted puede que de un día para otro aparece que su tarjeta tiene más cupo sin haberlo solicitado. Si es una persona poco amiga de estas estrategias comerciales, llame a su banco y diga que desea reversar ese cupo y que le den el valor original. Al aceptarlo usted tiene allí una provocación y además puede que termine afectando su historial crediticio, por tener aprobaciones de cupo superiores a su capacidad de pago.

Si no eliminas estos hábitos, la grasa abdominal nunca desaparecerá

0

Además de ser muy molesta, la grasa que se aloja en la zona de nuestro abdomen puede poner nuestra salud en riesgo. Es el tipo de grasa más peligroso porque se acumula alrededor de nuestros órganos y aumenta las probabilidades de padecer cardiopatías, diabetes, entre otros problemas de salud.

Es por eso que si queremos cuidar nuestro bienestar debemos asegurarnos de que la cantidad de grasa en esta zona del cuerpo no sea excesiva. Aunque reducir el porcentaje de grasa del abdomen no es una tarea fácil, tal vez quieras comenzar por eliminar estos hábitos de tu rutina…

Deja de tomarte las colaciones demasiado “en serio”

Si bien los nutricionistas recomiendan disfrutar de snacks entre comidas, eso no significa que tengas que estar todo el día comiendo y mucho menos alimentos poco saludables. Es importante no perder de vista que todo lo que comemos aporta determinada cantidad de calorías.

¿Nuestra recomendación? ¡Acude a tus frutas favoritas entre comidas!

No te olvides de los probióticos

La flora intestinal juega un papel muy importante en nuestro peso. Los probióticos como el yogur son muy efectivos para mantener la bacteria ”buena” en equilibrio. A este respecto, un estudio concluyó que si hay un desbalance en la cantidad de cada tipo de bacteria, hay más riesgos de sufrir obesidad.

Deja de ser tan espontáneo con tu alimentación (sin planificación no hay paraíso)

Mantener una buena y ordenada planificación de nuestras comidas es la clave para cuidar nuestro peso. A fin de cuentas, ¿cuántos de nosotros cuando no teníamos comida en la heladera optamos por ordenar una ensalada? Pero si tienes un plan sobre qué comerás al día siguiente, reducirás el riesgo de tentarte con comida poco saludable.

¿Solo frituras?

Sí, se ven tan bien que a veces hasta sentimos que gritan desesperadamente nuestro nombre para entrar en nuestra boca. Pero a la hora de eliminar grasa abdominal, uno de tus peores enemigos serán los alimentos fritos. Esto se debe a que a través de su forma de cocción se recargan del peor tipo de grasa: la grasa trans que tiene efectos muy dañinos para el peso y la salud.

Por lo tanto, guarda la hamburguesa y las patatas fritas para cuando tengas un verdadero antojo y opta por un nutritivo plato de proteína y vegetales.

No transformes tus emociones en hambre

¿Quién no se ha encontrado a sí mismo comiendo un pedazo de pizza frío a la mitad de la noche? Esa es la más pura manifestación de comer por ansiedad y en algún momento de nuestras vidas todos hemos pasado por eso. Pues, en lugar de comer porque estás ansioso o triste, busca otras actividades para cambiar la forma en que te sientes; de seguro serán mucho más efectivas que comer cuando no lo necesitas.

No escatimes con los vegetales

En cada una de tus comidas es necesario que al menos la mitad o un cuarto de tu plato esté cubierto por vegetales. No solo son muy buenos y ricos en fibra, sino que evitarán que comas más de otros alimentos no tan saludables.

La forma en que piensas sobre las verduras cambiará si las cocinas con buenos condimentos.

¡No tanta soda!

Está más que comprobado que las sodas azucaradas están relacionadas con la obesidad debido al alto contenido de azúcar que poseen. Notarás una diferencia enorme una vez que reemplaces la botella de soda por una de agua.

Si eres de los que bebe soda de dieta, debes tener en cuenta que, a pesar de que no contiene calorías, su consumo no es demasiado beneficioso para la salud. ¡Este tipo de bebidas poseen muchísimos químicos que tu cuerpo no necesita!

¿Todo el día sobre una silla?

Por más normal que parezca, permanecer muchas horas sentado en tu escritorio no solo será muy nocivo para tu salud, sino que también hará que te sea mucho más difícil perder peso. Esto se debe a que la enzima que quema grasa comienza a ser menos activa.

Una corta caminata hasta el baño o a la máquina de café cada un par de horas puede marcar la diferencia.

Te salteas comidas

Ya lo has escuchado demasiadas veces pero no puedes evitarlo. Ya sea porque te la pasas en reuniones de trabajo y lo olvidas o porque piensas que es la mejor manera para perder peso, continúas salteando comidas durante el día. Pero si no te alimentas a lo largo del día no solo se enlentecerá tu metabolismo (lo que significa que quemarás menos calorías), sino que sufrirás un gran ataque de hambre que tendrá como consecuencia que tomes malas decisiones a la hora de elegir qué comer.

El café no es la solución

A pesar de que al otro día lo soluciones con dosis excesivas de cafeína, si no duermes lo suficiente tu salud puede verse muy afectada y tu objetivo en la pérdida de grasa abdominal, muy desfavorecida. Dormir menos de 7 horas puede alterar tu metabolismo y no te permitirá rendir al máximo al día siguiente.

Te ejercitas cada muerte de obispo

Además de la buena alimentación, el ejercicio de forma constante es clave la pérdida de grasa abdominal. Cuando nos ejercitamos, los músculos utilizan la energía en lugar de almacenarla en forma de grasa.

Para que sea suficiente, se recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica por semana.

Permites que la frustración te gane

Muchas personas se frustran porque a pesar de realizar esfuerzos inhumanos no logran eliminar la indeseada grasa abdominal. De todas formas, la peor manera de solucionarlo es regresar a los malos hábitos. Por lo tanto, si sientes que ya has hecho todo lo que tenías a tu alcance y aún así no ves resultados, la mejor opción será que consultes con un especialista a fin de detectar cuál es verdaderamente tu problema.

Siempre necesitas ”algo dulce” (y calórico)

Si no estás dispuesto a reducir el consumo de los empalagosos postres que consumes cada noche es probable que nunca veas esa grasa abdominal abandonar tu cuerpo. A pesar de que son deliciosos, su elevado contenido de azúcar favorece el alojamiento de grasa en el abdomen. Si realmente necesitas comer algo dulce luego del almuerzo y cena, prueba sustituir los postres procesados por frutas.

Como ves, las razones por las que no estás perdiendo grasa abdominal pueden ser varias. Es muy importante tener en cuenta que cada cuerpo funciona diferente y que no todas las rutinas de ejercicio o tipos de alimentación son igual de efectivos para todas las personas.

Pero si identificas más de uno de estos hábitos en tu rutina y sientes dificultad para reducir la cantidad de grasa abdominal, tal vez esa sea la respuesta.

¡Tú puedes cambiarlo!

Fuente: VIX

Esta moto de Honda mantiene el equilibrio y se mueve por sí misma

0

A estas alturas ya estamos más que acostumbrados a ver coches autónomos que conducen por sí mismos y realizan todo tipo de maniobras sin necesidad de la intervención humana, pero, ¿qué pasa con las motos? Honda está trabajando para implementar este tipo de tecnología a los vehículos de dos ruedas y ha presentado en el CES 2017 el Riding Assist, un sistema que permite que la moto se mantenga en equilibrio y que se mueva por sí sola.

El Riding Assist se basa en una tecnología derivada de los monociclos autobalanceados de la marca, como el U3-X o el UNI-CUB, que están diseñados para el transporte de personas mayores, por lo que pueden mantenerse en posición vertical sin intervención de la persona que va montada.

Para mostrar el funcionamiento de este sistema, la compañía lo ha instalado en una Honda NC750S modificada, una moto naked de dos cilindros que utiliza una transmisión automática de doble embrague. Como puedes ver en el vídeo demostrativo, el vehículo es capaz de mantenerse en equilibrio por sí solo y moverse con soltura incluso sin conductor y a bajas velocidades.

¿Y cómo es esto posible? Su funcionamiento se basa en la modificación del ángulo de la horquilla y en una mecánica de desplazamiento en la parte inferior. Gracias a esto, la moto puede permanecer en posición vertical. “El Riding Assist no utiliza grandes giroscopios, ya que añadirían una gran cantidad de peso y limitarían la capacidad de la moto para maniobrar”, explica Yoshiyuki Matsumoto, presidente de I+D de Honda. “Aprovecha la tecnología robótica que Honda desarrolló originalmente para el UNI-CUB”.

La capacidad de auto equilibrio y la transmisión automática hacen posible otra de las llamativas cualidades de este prototipo: la moto es capaz de seguir a su propietario a baja velocidad, una característica que resultaría muy útil para aparcar o llevar el vehículo a través de espacio reducidos.

12 datos científicos que quizás no conocías

0
Espero que los demás países empiecen a hacer esto pronto.
Estoy seguro que así ahorra bastante en pasajes.
Un día triste para la ciencia y la humanidad…
Dile adiós a tus ex.
Te lo dije, mamá.
¡Suena delicioso!
Si no me crees inténtalo.
Es hora de que tus abuelos empiecen a jugar PlayStation.
Choca esos cinco!
Científicos muy locos, seguramente.
Te da perspectiva de lo enorme que es el universo, ¿no?
Es un meteorito bastante especial.

35 cosas que lamentarás en la vejez

0

Tarde o temprano vendrán los tiempos cuando no puedas hacer muchas cosas. Cuando algunas otras se volverán obsoletas o imposibles de realizar. Pero siempre habrá que recordar que mientras seas joven, la vida debe adquirir un sentido, un propósito. Y para llegar a ello se necesita ser proactivo, para no lamentar cosas que no hiciste o dejaste de hacer. Siempre se puede ser mejor.

Aquí una lista de las cosas que probablemente lamentarás cuando seas más grande:

1. No haber viajado cuando tuviste la oportunidad. Viajar es cada vez más difícil a medida que envejeces, pues tener una familia de 3 o más personas resulta más complicado que sostenerte a ti solo.

2. No haber aprendido otro lenguaje. Te arrepentirás cuando recuerdes que pasaste más de 4 años aprendiendo inglés en la escuela y no recuerdas nada.

3. Permanecer en una mala relación. Recuerda que “si decides estar en una relación infeliz, has decidido ser infeliz”. Créeme, nadie que haya salido de una mala relación en el pasado, ha volteado sin decir que hubieran deseado salirse antes.

4. Olvidar ponerte bloqueador solar. Arrugas, lunares, cáncer de piel son algunos de los padecimientos que pueden ser evitados si te cuidas.

5. Perderte la oportunidad de ir a conciertos de tus cantantes favoritos. “Nah!, ni me preocupo, al fin que U2 volverá a venir a mi ciudad el año que viene” Oooops!

6. Tener miedo a hacer cosas. Siempre que mires al pasado te dirás: “¿Por qué le tenía tanto miedo a eso?

7. No poner “hacer ejercicio” como una prioridad. Muchísimas personas alcanzarán la plenitud física de su vida acostados en un sillón. Cuando llegues a los 40, 50 y más, lamentarás haberte quedado sin hacer nada en lugar de haberte cuidado un poquito.

8. Dejarte definir por roles de género. No hay nada más triste que escucharte decir: “es que en ese entonces esas cosas no se hacías así”. Atrévete a cambiar los paradigmas.

9. No renunciar al trabajo que odias. Ok, entendemos que hay que pagar los recibos, pero si no tienes un plan para mejorar, podrías despertar 40 años después viviendo en un infierno laboral.

10. No haberte esforzado más en la escuela. No es que las calificaciones te hagan más valioso, pero algún día por alguna circunstancia te dirás que habrías deseado poner más atención en clase.

11. No darte cuenta lo guapo/guapa que eres. Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo lamentándonos por no ser tan guapos y gastamos fortunas en mejorar algo que no nos parece. En realidad, somos bellos todo el tiempo.

12. Tener miedo de decir “TE AMO”. Cuando seas grande, verás que aunque tu amor no fue correspondido, siempre habrás querido expresar tus sentimientos.

13. No escuchar los consejos de tus padres. Lo sabemos, cuando eres joven no los quieres ni escuchar, pero créenos, cuando crezcas, desearás tan siquiera poder escuchar su voz, más aún un consejo. Y lo mejor es que todo lo que te dijeron era cierto.

14. Darle mucha importancia a lo que la gente piensa de ti. Te lo juro que en 20 años ni te acordarás de lo que aquella gente decía sobre ti y que tanto te importaba.

15. Apoyar el sueño de otras personas por encima de los tuyos. Si, ayudar a otros es bueno, siempre y cuando te des también el tiempo y espacio para brillar por ti mismo/a y realizar tus propios sueños.

16. Guardar rencor o resentimiento por alguien. Eso significa dejar que alguien viva en tu cabeza sin pagar renta. No vale la pena. ¿Cuál es el punto de recordar y recordar el daño que te han hecho? Déjalo ir.

17. No defenderte. La gente grande no deja que nadie les haga algo que no quieren, tu tampoco deberías.

18. No haber hecho una actividad como voluntario. Créeme, ayudar a alguien voluntariamente a hacer su vida más placentera, es algo que jamás lamentarás. Se siente increíble.

19. No cuidar tus dientes. Cepíllate, usa hilo dental, consulta a tu dentista regularmente. Cuando seas grande y te falten 3, 4 o más dientes, habrás deseado cuidarlos más.

20. No preguntarles cosas de la vida a tus abuelos antes de perderlos. Ellos ya han pasado por donde tú vas caminando y son una fuente inmensa de sabiduría. No pierdas la oportunidad de quererlos antes de que se vayan.

21. Trabajar en demasía. Nadie que vaya a morir ha deseado haber trabajado más o haber pasado más tiempo en la oficina. Por el contrario, desearon haber pasado más tiempo con su familia, amigos, pasatiempos.

22. No saber cocinar por lo menos un platillo que te guste. Siempre serás recordado por hacer “Huevos a la Hernández” o “Enchiladas de Susana” o “Pollo a la Elena”. Aprende a cocinar, tú mismo te lo agradecerás.

23. No detenerte para apreciar el momento. Sí, lo sabemos, los jóvenes siempre son muy activos, pero detenerte y admirar a tu alrededor es algo bueno, hazlo.

24. No terminar lo que empiezas. “Me molesta mucho cuando las personas no terminan correctamente los enuncia…”

25. Dejar definirte a ti mismo por expectativas culturales. Nunca dejes que te digan: “nosotros no hacemos eso”.

26. No dejar a tus amigos que hagan su propia vida. Las amistades crecen por separado. Cada quien tiene su vida y debe hacer lo que considere mejor para ellos. No dejarlos realizarse es causa de problemas y tristeza. No quieres eso.

27. No jugar más con tus hijos. Cuando seas más grande, verás cómo tu hijo pasó de “Papi porfa vamos a jugar” al “Vete de mi cuarto papá”.

28. No tomar riesgos, especialmente en el amor. Saber que te atreviste a declarar tu amor a alguien, incluso si fue el más grande fiasco de tu vida, será bien visto por ti mismo cuando eres viejo. Aplica para las cosas de la vida cotidiana. Al final lo recordarás con una risa.

29. No darte el tiempo para hacer contactos. Siempre los vas a necesitar, siempre. Así que mejor comienza a hacerlos.

30. Preocuparte demasiado por todo. Si las cosas tienen solución ¿para qué te preocupas?, y si no tienen solución, ¿para qué te preocupas?

31. Hacer más drama del necesario. ¿Para qué? Nadie lo necesita. ¡Relax man!

32. No pasar más tiempo con tus seres queridos. El tiempo que pasamos con las personas que amamos es limitado y pronto se acabará. Hazlo valer y aprovéchalo al máximo.

33. Nunca haber cantado o hablado frente a una audiencia. Sí, es muy difícil, suena descabellado. Pero atreverte te dará un boost de autoestima increíble. Tú puedes hacerlo, aunque creas lo contrario. Te llevarás una grata sorpresa.

34. No haber hecho el amor más veces con tu pareja. El sexo es el acto supremo de felicidad y éxtasis. Más cuando se hace con la pareja que amas. Desafortunadamente tiene una fecha de expiración. Lamentarás no haberlo hecho más seguido.

35. No haber sido agradecido a tiempo. Es difícil verlo al inicio, pero eventualmente es más claro que cada momento en este mundo, desde el más mundano hasta el más increíble, es un regalo que se nos ha dado y somos increíblemente suertudos de haberlo recibido.

Fuente: SpledidMind

Este es el color más feo del mundo!

0

Pese a su mala reputación, tiene una importante misión en Australia

Dicen que la belleza está en el ojo con el que se la mire, porque aquel color que a ti te parece maravilloso, otra persona puede detestarlo. Pero cuando más de mil personas lo encuentran horrible, ¿hay lugar a duda?

Es el caso del Pantone 448C o Opaque Couché, el cual ha sido considerado el color más feo del mundo según una investigación de un equipo australiano. Desde entonces ningún otro lo ha superado y el disgusto es tal que las cajetillas de cigarros de ese país son actualmente de ese color para disuadir a los fumadores.