jueves, octubre 18, 2018
Página 4

Victoria de Trump dispara el dólar en apertura del mercado en Colombia

0

Luego de que el martes la divisa estadounidense cayera en medio de las reñidas elecciones en Estados Unidos, hoy esa tendencia se reversó en Colombia al subir $54 en la apertura del mercado cambiario.

De acuerdo con los primeros reportes de la plataforma Set Fx de la Bolsa de Valores de Colombia, el dólar recobró el nivel de los $3000 y subió a $3.038, mientras el promedio hasta el momento era de $3.034,44.

Los analistas vaticinan que la volatilidad del billete verde seguirá en los próximos días mientras los mercados decantan los resultados de la victoria de Donald Trump, cuyas políticas económicas tienen en vilo al mundo.

El siguiente es el comportamiento del dólar hasta el momento:

  • Precio apertura $3.038,00
  • Precio último $3.035,00
  • Precio promedio $3.034,44
  • Precio mínimo $3.030,00
  • Precio máximo $3.038,00

Por su parte, el mercado de divisas también estaba febril: el dólar bajaba a 101,20 yenes, frente a 105,47 yenes unas horas antes.

Lo mismo sucedía frente al euro, que subía hasta 1,1287 dólares, frente a 1,0990 dólares antes.

Pero era la moneda mexicana, -barómetro de la opinión de los mercados en estas últimas semanas sobre las elecciones-, la que sufría la mayor caída. Al final de la mañana en Tokio, el peso cotizaba a 20,7431 frente al dólar, su nivel más bajo de la historia, frente a 18,1634 pesos un poco antes, es decir, una caída de 14%.

“Las elecciones fueron cruciales no sólo para el peso mexicano, también para México”, comentó para la agencia Bloomberg News Carlos Rodado, especialista de América Latina en Natixis en Nueva York. “Estos comicios podrían determinar el futuro de los intercambios entre los dos países y cuestionar 20 años de integración económica”, agregó.

5 consejos para ahorrar en tu economía doméstica

0
  1. Establece un presupuesto (con un objetivo a alcanzar): es importante que tengas en cuenta tus gastos fijos mensuales para calcular una meta de ahorro. Si no se te dan muy bien los números, hazte con una hoja de cálculo para tener las cuentas al día. Así, podrás controlar las cantidades (más o menos elevadas) que puedas guardar. ¡No te olvides de incluir un porcentaje para gastos variables! De este modo, si te “sobra” para salir una noche a cenar, te sentirás to
  2. Compara precios y busca ofertas: no es necesario que vayas de un supermercado a otro mirando los precios (aunque nunca es mala idea). Puedes preguntar a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo dónde compran y comparar la relación calidad-precio de los productos. Probablemente cuando conozcas lo que se ahorran los demás, te empieces a interesar más en lo que te gastas cada mes.
  3. Evita las compras por impulso (casi nunca lo necesitas): muchas veces nos compramos cosas por darnos un capricho bajo el lema “para algo estoy trabajando”. El consumismo impulsivo es el peor enemigo del ahorro y puede alterar tu presupuesto sin que te des cuenta. Si no te hace falta inmediatamente, espera a final de mes e invierte parte de tus ahorros. Consejo: deja la tarjeta de crédito a buen recaudo. Está para lo que está.
  4. Compras online (de cosas que necesites): casi de la mano con el anterior punto. Es cierto que en internet podemos encontrar ofertas escandalosamente buenas de hasta el 75% o, por qué no, 90% en productos de todo tipo. Eso sí, antes de hacer click sin medida, plantéate si verdaderamente lo necesitas: cualquier gasto imprevisto no reflejado en tu presupuesto mensual afectará directamente a tu capacidad de ahorro.
  5. Reducir los gastos en casa: puedes ahorrar agua y energía contando con electrodomésticos eficientes y ecológicos. Lo notarás en tu balance de facturas. Para mantener la casa en una temperatura idónea reduciendo el consumo en calefacción o aire acondicionado, recuerda no dejar entrar el calor en verano y el frío en invierno con buenos cerramientos.

Gastamos dinero a lo tonto: seis errores que cometemos y cómo evitarlos

0

Nuestro dinero vuela. Muchos somos los que en algún momento hemos creído que los billetes tienen vida propia y se escapan de nuestra cartera. Aunque no seamos conscientes estamos gastando continuamente y en muchas ocasiones lo hacemos sin necesidad alguna.

La línea que separa a los números rojos de la holgura económica es muy estrecha y el estar a un lado u otro depende de esos pequeños hábitos de los que no somos conscientes. Un artículo de Learnvest señala los errores que solemos cometer habitualmente y cómo podemos solucionarlos para que nuestra economía pueda respirar con más tranquilidad.

1. Has encontrado una ganga

Qué habitual es encontrarnos con esos vaqueros tan rebajados que no necesitas para nada. O esos cupones de descuento que funcionan a partir de cincuenta euros de compra y caducan en dos semanas. Este ahorro solo será tal cuando se adquiera algo que realmente sea necesario. Si no será un gasto menor que el habitual pero, al fin y al cabo, un gasto.

El doctor en psiquiatría de la Universidad de California Reef Karim afirma que al caer en esta ‘trampa’ se puede entrar en una dinámica de euforia adictiva. Hay que reconocer que aprovechar cuando un producto está rebajado es positivo, pero para evitar caer en la tentación hemos de tener varios conceptos en la cabeza.

El primero de ellos es ver cómo afecta a nuestra economía. Si tenemos que tirar de tarjeta de crédito, es muy probable que no sea una buena idea. También es deseable mantener especial cautela cuando visitemos páginas de descuento que inciten al consumo. Por último, el paso más importante consiste en hacer balance sobre si realmente es necesario el gasto que vamos a realizar o tan solo estamos tirando el dinero.

2. Necesitas que tu casa esté preciosa

Al prohibitivo precio de las viviendas hay que añadir los elevados gastos para amueblarlo. Es muy habitual que al entrar en una nueva casa aumenten considerablemente las ganas de adquirir productos que le den un toque personal. En mucha ocasiones se acaba por derrochar dinero en muebles o complementos que no necesitamos.

Un buen método para evitar este impulso consiste en apuntar todo aquello que consideremos imprescindible y crear un plan de gasto realista para ello. Así no caeremos en la tentación de comprar compulsivamente y esos pequeños caprichos los iremos añadiendo paulatinamente para no dañar nuestra economía.

3. Cuidado con los ingresos extraordinarios

Cuando recibimos más dinero de lo habitual, esperada o inesperadamente (nos toca un pequeño premio de la lotería, nos llega una paga extra, recibimos una herencia…), tendemos a aumentar nuestros motores de gasto.

La razón es que es este dinero que acaba de llegar a nuestra vida, en muchas ocasiones lo hemos obtenido sin nuestro esfuerzo y sentimos menos apego a él. Un buen plan consiste en ahorrar hasta tener un colchón mínimo de seis meses. Cuando se tenga esto se produzca podremos gastar el dinero en cosas divertidas, pero siempre con cabeza. Una actividad que puede ayudarnos a mejorar nuestra economía es invertir un 10% de ese dinero en fondos que puedan darnos rentabilidad.

4. Compararse con el entorno

Todos tenemos conocidos, amigos, vecinos o familiares con un elevado tren de vida, y cuando estamos con ellos tenemos miedo a parecer tacaño o avaro. En ocasiones caemos en el error de creer que para encajar en un ambiente necesitamos comportarnos de la misma forma, aunque incida negativamente en nuestra economía.

Que alguien lleve una vida plagada de lujos no tiene por qué significar que estén gestionando bien su dinero. Cada persona tiene una realidad económica diferente y nunca debemos compararnos con el entorno ni imitar sus costumbres. Para evitar estos gastos excesivos una idea consiste en funcionar a dos velocidades. Con las personas que comparten nuestros niveles de gastos podemos hacer los planes habituales como ir a cenar. Mientras, con los más derrochadores les propondremos tomar una caña, un café o hacer una excursión al campo, actividades mucho más asequibles.

5. Los gastos en vacaciones

En vacaciones gastamos más, no pasa nada, es normal. En estos días de descanso es habitual dejar a un lado las preocupaciones de nuestra rutina, y en materia económica también nos suele pasar.

Abandonar estas preocupaciones por unos días es bueno, pero solemos cometer el error de presupuestar solamente el hotel o apartamento y el transporte. El resto de gastos en las vacaciones, que son muy numerosos, los olvidamos y esto provoca que perdamos el control de nuestro dinero y aumente notablemente el precio de esos días.

Para evitarlo, podemos hacer un boceto de los gastos antes de empezar nuestros días de asueto. En él debe aparecer el gasto en alojamiento, transporte, comidas, compras… No tenemos por qué seguirlo a rajatabla, pero nos servirá para tener más controladas nuestras finanzas y ser consciente de en qué podemos derrochar y en qué no.

6. Las ocasiones especiales

Cumpleaños, aniversarios, ascensos, fiestas de navidad… Si nos parásemos a pensar por un momento en todas las fiestas y fechas señaladas en las que podríamos derrochar dinero, nos entraría un ataque de nervios.

Normalmente este tipo de celebraciones no las tenemos en cuenta en nuestra contabilidad regular, se caracterizan por ser impulsivas y creemos que gastar mucho dinero es necesario para demostrar el aprecio hacia una persona.

Gran parte de estos acontecimientos los conocemos con antelación, por lo que podemos dedicar un fondo dedicado a ello y así tenerlo mucho más planificado. Por otro lado, es ridícula la mentalidad ‘hipercapitalista’ de tener que gastar mucho en alguien importante. Un regalo personal no tiene por qué ser caro y hará la misma ilusión o más que otro con un precio desorbitado.

Extraido de: El confidencial.com http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-09-18/gastamos-dinero-a-lo-tonto-seis-errores-que-cometemos-y-como-evitarlos_182756/

10 hábitos mentales que te ayudarán a ahorrar dinero

0

Conoces de sobra las estrategias más habituales para ahorrar dinero: reservar siempre una parte de tu sueldo, no salirte de un presupuesto establecido, planificar tus compras… Sin embargo, además de todo eso, hay varios trucos psicológicos muy sencillos que pueden ayudarte aún más a incrementar tus ahorros. Te explicamos debajo algunos de los más efectivos.

10. Imagínate cuando seas viejo para ahorrar más para tu jubilación

Muchos de nosotros no ahorramos lo suficiente para nuestra jubilación, tal vez porque aún la vemos demasiado lejos. Sin embargo, varios estudiosdemuestran que una forma sencilla de ayudarnos a cumplir nuestros objetivos de cara a la jubilación es imaginarnos ahora cómo será nuestra vida dentro de unas décadas.

9. Haz una funda para tu tarjeta de crédito con una foto de tu presupuesto y límites financieros

Es algo parecido a poner una foto de motivación en la nevera si estás haciendo dieta o sobre tu mesa de trabajo si quieres ser más productivo. Este truco, explicado por Simple Dollar, te puede ayudar a recordar cuáles son tus limitaciones financieras cada vez que abras la cartera para pagar con la tarjeta.

8. Masca chicle y lleva auriculares para ir de compras

¿Qué tiene que ver el chicle, los auriculares, las compras y ahorrar dinero? Todo está relacionado con las estrategias de las tiendas, supermercados y grandes almacenes para hacer que compres más. Mascar chicle puede contrarrestar los olores agradables en las tiendas y hacer que te sientas lleno, así no comprarás comida impulsivamente en un supermercado. Llevar auriculares te aislará también de la música de las tiendas, diseñada para que te relajes, te quedes más tiempo y gastes más.

7. Piensa en el precio en términos de cuántas horas de trabajo necesitas para pagarlo

Es un truco bastante efectivo para cortar gastos innecesarios: pensar cuánto tiempo tendrías que trabajar para ganar el dinero que cuestan las cosas. 90 euros o dólares por unos tejanos puede parece aceptable, pero en realidad son 2 días de trabajo (o más) con el sueldo medio en muchos países.

6. Adopta un “mantra” para describir los hábitos de gasto que persigues

Establece una serie de reglas sobre cómo quieres gastar tu dinero y transfórmalas en una frase o “mantra” que describa tu forma de actuar. Por ejemplo, “solo compro ropa cuando está de rebajas” puede ser una gran frase que te ayude a convertirla en hábito, mucho más recomendable para ahorrar que “Me merezco un capricho de vez en cuando“.

5. No intentes ahorrar mucho dinero ahora, comprométete a ahorrar más en el futuro

Suena contradictorio con el objetivo de ahorrar más, pero la clave está en el momento. Algunas investigaciones sugieren que aumentar poco a poco y progresivamente la cantidad de dinero a ahorrar es más efectivo que intentar ahorrar mucho desde el principio. Por ejemplo: es mejor ahorrar gran parte de tus próximas subidas de sueldo que intentar ahorrar mucho cada mes.

4. Cambia la manera en la que piensas sobre el dinero y las cantidades

Un billete de 50 euros o dólares es papel igual que uno de 5, pero psicológicamente nos puede costar más pagar con uno de 50 que con uno de 5 cuando compramos algo de poco valor. Una forma de ahorrar es intentar llevar siempre en la cartera más billetes de mayor valor que de menor valor. Otra: crea un billete “comodín”. Cada vez que llegue a tus manos un billete de 5 euros o dólares o la moneda local, mételo en una hucha.

3. Recorta las compras compulsivas con algunos trucos

Auto-controlarse para evitar las tentaciones no siempre es posible. Pero sí puedes aplicar algunos trucos para no dejarte llevar tanto por las compras compulsivas. Ahí van algunos: nunca utilices la función de auto-rellenar tus datos de pago en las páginas web; pregúntate antes de comprar qué preferirías que te regalara un extraño, ese producto o el dinero que vale; antes de adquirir algo de cierto valor, piensa bien durante varias semanas o un mes si realmente lo necesita; utiliza una tarjeta de débito de pre-pago para ser siempre consciente de tus recursos.

2. Haz que ahorrar sea divertido

¿Ahorrar divertido? Sí, es complicado. Pero hoy en día hay muchas aplicaciones y servicios web que no solo te ayudan a gestionar tus finanzas, también lo hacen como si fuera un juego. Algunas herramientas como SaveUp o SmartyPig convierten ahorrar dinero en una especie de reto por el que tienes que pasar. Algo parecido a los cuantificadores de actividad diaria, pero en dinero. Y si la gamificación no es lo tuyo, otras apps como Fintonic al menos te ayudarán a gestionar mejor tus ahorros.

1. Entiende cómo funciona tu mente

Es una recomendación que se puede aplicar a muchos temas, y también al ahorro. Cuanto más te conozcas a ti mismo, cuanto mejor sepas cuáles son tus debilidades mentales a la hora de comprar, mejor podrás pararte a pensar cómo combatirlas y controlarlas.

Tomado de: Gizmodo.com http://es.gizmodo.com/10-habitos-mentales-que-te-ayudaran-a-ahorrar-dinero-1611399056

5 SEÑALES DE QUE SU CORAZÓN NO ESTÁ FUNCIONANDO TAN BIEN COMO DEBERÍA!

0

Parece que los problemas cardíacos a menudo se pueden ocultar sigilosamente. También vienen muy rápido y en muchos casos sin aviso especial. Sin embargo, hay muchos casos en los que nuestro cuerpo nos da las señales, pero no las reconocemos.

Según muchos expertos, los síntomas y signos de problemas cardíacos no están siguiendo algún esquema estándar y esto es especialmente cierto cuando se trata de las mujeres. No importa si usted es una mujer o un hombre, aprender más acerca de estos signos es crucial para su salud. En primer lugar, comprobar los niveles de colesterol y la presión arterial regularmente. Después de eso, se puede comprobar algunos de estos signos que suelen indicar la presencia de estos problemas.

  1. DOLOR DE PECHO

Cuando alguien menciona ataque al corazón por lo general la gente se imagina una persona que de repente se sostiene el pecho y cae en el suelo. A veces hay una sensación de presión que se siente como un peso enorme en el pecho, pero todavía se puede llamar al 911.

Además, a veces se siente como si ya se halara un poco del músculo situado en el pecho. Este es un signo típico de la enfermedad cardiovascular, así que no espere mucho tiempo para consultar a su médico.

Recuerde que este dolor no tiene que ser fuerte y muy intenso. Como cuestión de hecho, a menudo es sutil y, en algunos casos, va hacia a la mandíbula, el cuello, el brazo o el hombro. Si usted experimenta dolor en el pecho después de hacer ejercicio o cuando se siente estresado usted debe tener aún más cuidado porque esto es una señal de problemas relacionados con la circulación de la sangre.

  1. DIFICULTAD PARA RESPIRAR

En caso incluso una actividad ligera hace que su respiración difícil, especialmente si una vez no tuvo ningún problema en subir escaleras o correr, esta es otra señal de problemas cardíacos. La mejor manera de determinar si algo está mal o no es para analizar su actividad en el tiempo presente con la actividad que tenía el año pasado o hace dos años.

Las Dificultades respiratorias que experimentan las personas cuando están acostados son difíciles también. Por lo general, muestran la presencia de problemas de válvulas, así que visita el consultorio de su médico tan pronto como sea posible.

  1. SÍNTOMAS DE TIPO GRIPAL

El flujo sanguíneo inadecuado a menudo conduce a la fatiga, náuseas, mareos y sudor frío. Es muy natural experimentar algunos de estos síntomas de vez en cuando, pero si se aparecen cada vez después de involucrarse en la actividad física, es el momento adecuado para consultar a su médico.

Otra señal de un problema es un intenso malestar estomacal. Los estudios han demostrado que muchas mujeres experimentan indigestión unos pocos días antes de que tengan un ataque al corazón.

  1. VÉRTIGOS

Si se siente mareado, mareado o aturdido, esto significa que hay una posibilidad de que su válvula está bloqueada. Esto es especialmente cierto en los casos en esta condición es seguido por una sensación de aleteo en nuestro corazón. Si el mareo aparece cada vez que se levanta rápido esta es otra razón para estar preocupado y de tener cuidado.

  1. INSOMNIO O FATIGA

Hay muchas mujeres que han sufrido un ataque al corazón que se sentían agotadas y cansadas inusualmente una semana antes del ataque ocurrir. Además, tenían problemas de sueño que no podían ‘explicar.

No todos los síntomas anteriores indican que usted sufrirá de un ataque cardíaco, sin embargo, es bueno que consulte a su medico principalmente cuando los síntomas aparecen sin ningún motivo.

Fuente: http://www.yourhealthtoday.net/2016/07/5-signs-your-heart-isnt-functioning-as.html